El comentario de la semana (07 a 13 de enero de 2013)

13/01/2013

Habíamos apuntado ya la semana pasada el pesimismo reinante en los mercados de carbono, con perspectivas muy negativas en cuanto a la evolución del precio del EUA y con la poca eficacia de las gestiones de la Comisión por aplicar alguna medida que soporte el precio de los derechos de emisión. Pues bien, se han cumplido los peores pronósticos y esta pasada semana hemos visto como, por tercera semana consecutiva, el precio del EUA ha seguido en caída libre hasta reducir su valor en un 18%. Poco a poco se han ido desvaneciendo las esperanzas de que la Comisión Europea confirme sus planes de retirada de derechos de las subastas para su reintroducción posterior en el mercado (“backloading”) como medida de soporte del precio del EUA. Este hecho, junto a las importantes subastas de derechos realizadas esta semana por diferentes gobiernos, han golpeado de nuevo al mercado con la aparición de nueva oferta de derechos, sin ningún atisbo de cambio de tendencia a corto plazo. 

El pasado martes, se difundió la información de que varios legisladores de la UE habían presentado enmiendas para bloquear el plan de la Comisión de apuntalar los precios del EUA, añadiendo de esta manera más pesimismo al sentimiento de que los reguladores del mercado europeo de carbono puedan intervenir en un plazo breve, dentro de este mismo año. Los analistas del mercado ven muy difícil que pueda haber cualquier intervención o cambio regulatorio en el mercado durante el presente año 2013; lo que deja al mercado en situación de indefensión absoluta ante el excedente de oferta existente. Además, entre el lunes y jueves se subastaron 10,6 millones de derechos, llegando el jueves a subastarse los derechos por debajo de los 6€. Aparte de las compañías energéticas, el problema es saber quién va a estar interesado en comprar estos derechos subastados. No hay en la industria europea ahora mismo la necesidad de acudir a estas subastas, por lo que éstas no hacen más que aflorar nueva oferta al mercado y contribuir al descenso del precio del EUA. Para esta semana, están previstas subastas por un volumen de 19 millones de derechos más.

Mientras, el precio del CER y el ERU sigue estable en mínimos, si bien el ERU podría pronto aproximarse a los 0€ de manera definitiva, ya que la UE ha confirmado que el próximo 23 de enero se va a votar la prohibición de uso de ERUs de origen ruso para entregas posteriores a abril 2013. Siendo la mayoría de ERUs existentes de origen ruso y ucraniano, esta prohibición, sin diferenciar la naturaleza del proyecto, puede llevar en breve al precio del ERU a no tener ningún valor. Desde el pasado 26 de diciembre al 3 de enero, varios países del Este han emitido un total de 29 millones de ERUs.

Otra información bajista aparecida esta semana es que Alemania se está planteando la venta de más derechos del periodo 2008-2012. Concretamente, Alemania dispone aún de una importante reserva de derechos para nuevos entrantes que no ha necesitado utilizar, por lo que ahora se plantea sacar esa reserva, o parte, al mercado y obtener unos ingresos extra. Evidentemente, si esa nueva oferta aflora definitivamente al mercado y lo hace en un volumen importante, podría representar un nuevo acelerón al ritmo descendiente del precio del EUA.

Nada hace presagiar, así pues, que la situación de los precios vaya a cambiar de tendencia en breve, pero también es cierto que cuanto más dura es la caída, más son los esfuerzos de muchos miembros del Comisión y de los diferentes países que componen la UE para intentar aplicar alguna medida o acuerdo que soporte el precio de los derechos en niveles superiores. Irlanda, que preside la UE durante los próximos 6 meses, ya ha manifestado su intención de convencer a la dubitativa Alemania para que apoye cualquier el plan de la Comisión para reducir el excedente de oferta actual y luchar contra el bloqueo ejercido por Polonia a estas medidas.

Archivado en: Blog
comments powered by Disqus